Abogados con miedo de hablar

¿Abogados con miedo de hablar? No, no es una broma. Es una realidad para muchos más abogados de los que puedas pensar.

El experto en ansiedad social, Jonathan Berent, quien ha trabajado con más de 10,000 personas (desde atletas profesionales hasta líderes de negocios y, sí, abogados) le llama a este miedo de hablar “mutismo selectivo”. Berent dice que en los abogados normalmente aparece este miedo en eventos sociales, en la corte, e incluso en los encuentros más casuales durante reuniones o en la oficina.

“Lo que típicamente sucede es que los individuos tienen una reacción visceral al factor estresante en el que se encuentran. Esto se puede manifestar en la sudoración, tartamudeo, dificultad para respirar, aceleración del ritmo cardíaco o en la tensión muscular. Es una respuesta de adrenalina que viene directo desde nuestro mecanismo innato de ‘pelear o huir’. Todos lo tenemos, pero las personas con ansiedad social no harán nada para evitar este sentimiento, resultando por ende en el miedo de hablar, o mutismo selectivo.”

Su mejor consejo es hacer exactamente lo opuesto a tu reacción inicial a la adrenalina, es decir, enfrentarlo en vez de huir de ello. “Normalmente un cliente viene a mí para que lo ayude cuando la ansiedad se interpone en su camino hacia el éxito laboral” dice Berent. “Ellos quieren hacer socios o conseguir un ascenso y se dan cuenta de que no pueden seguir evitando las situaciones que los hacen sentir incómodos”. Berent trabaja con ellos en privado, usando diversos niveles de tratamientos; pero para aquellos que quieren ser proactivos, aquí tienen algunos de los pasos que él recomienda a sus clientes que sigan.

  • Aceptar que tendrás una reacción de adrenalina en ciertas situaciones. Reconócelo y sigue adelante. Berent incluso aconseja “surfear la ola de adrenalina” para lograr que esta trabaje para ti. “La adrenalina es poder” dice él.
  • Dejar de lado la idea de la perfección; en su lugar, establece expectativas realistas para ti.
  • Respirar profundamente a través de tu diafragma.
  • Enfocarte en el mensaje, no en el mensajero (tú).
  • Cambiar la manera en que piensas acerca de tu ansiedad. No pienses que es un trastorno de carácter. No hay nada malo contigo.
  • Tomar un voto de confianza y creer que la audiencia no te presionará.
  • Examinar la raíz de tu ansiedad, ya que como muchos otros problemas de adultos, quizás se formó en la infancia. Esto es algo que deberías tratar con un profesional.

_

  • Fuente: “Afraid to talk? Dealing with social anxiety”. Mary Ellen Sullivan. Attorney at Work. Disponible en: http://www.attorneyatwork.com/afraid-to-talk/
  • Imagen: Pixabay. Disponible en: https://pixabay.com/en/hand-microphone-mic-hold-fist-977641/

 

4 Comentarios

  • buenos dias! me gusto mucho lo sugerido pues soy como dice el articulo, me va a servir de mucho usar las sugerencias de Beret.

  • ramon 14 octubre, 2016 Reply

    Muy bueno esa alternativa

  • ramon 14 octubre, 2016 Reply

    Gracias por ese aporte a la sociedad

  • Lic. Josealberto fortuna bocio 9 junio, 2017 Reply

    Excelente recomendaciones

Deja un comentario