errores que cuestan clientes

Cinco errores que te cuestan clientes

Los abogados casi siempre son inteligentes y se toman su trabajo muy en serio, pero algunos suelen cometer errores que les hacen perder clientes, y estos errores son fácilmente reparables.

Cinco de los errores más comunes que cometen los abogados son los que detallaremos a continuación:

1. Deletrear mal el nombre de tu futuro o actual cliente.

Al leer esto probablemente no creerás que es un problema que ocurre el 100% de las veces, pero así es. Resulta incómodo y a veces decepcionante cuando un abogado no presta la suficiente atención para saber que el nombre del cliente se escribe “Asdrubal” y no “Asdruvar” o “Astrubal”. O que la compañía del cliente es una “S.A.” y no una “S.R.L.”.

¿Cómo el cliente podrá creer que el abogado va a trabajar cada detalle de su caso si ni siquiera pudo deletrear bien su nombre o el nombre de su compañía?

2. Usar un documento legal viejo para hacer uno nuevo, y dejar algunas informaciones del documento viejo.

Los abogados suelen tener formatos predeterminados de cada documento legal (contratos, demandas, actos, etc.), y en ciertas ocasiones estos (o sus secretarias) suelen olvidar informaciones del documento anterior. Cuando tu nuevo cliente ve el nombre de otro cliente en sus documentos legales puede traerle dudas sobre la confidencialidad con la que se maneja la información en tu oficina de abogados.

Esto es algo que sucede muy a menudo. Un ejemplo es en los contratos de trabajo que solo se suele cambiar el nombre y los datos de la persona, pero se olvida la posición a desempeñar, o cualquier otro campo importante.

3. Dificultar al cliente que te contrate.

¿El cliente tiene que pagarte en efectivo o por cheque obligatoriamente? ¡Estamos en el 2017! Haz que tus clientes puedan pagarte de una manera más fácil. El cliente no siempre andará con su chequera encima, o tal vez no tenga la cantidad de efectivo que requieren tus honorarios.

Existen modernas formas de pagar y transferir dinero desde la comidad del teléfono celular. La idea es tener varias opciones de pago que se adapten a cualquier tipo de cliente.

Y es comprensible que tu cliente tenga que firmar el documento de contratación y cualquier otro documento, pero también debes entender que normalmente tu cliente no tiene todo el tiempo del mundo, así que trata de tener siempre todo arreglado y listo para que sea un proceso de no más de media hora.

4. Olvidar un plazo.

Casi todos los abogados han olvidado alguna vez algún plazo. Estos plazos olvidados levantan en el cliente el pensamiento de que no estás tomando con responsabilidad su caso, y que cualquier otra cosa peor podría suceder.

Los abogados manejan múltiples demandas de los clientes en su día a día, y con la tecnología disponible hoy en día nunca olvidarás otro plazo más. Existen aplicaciones móviles y de computadoras que gestionan tu práctica legal. Googlea un poco.

5. Culpar al cliente… por cualquier cosa.

¡Maneja tu estrés! Trabajar en una oficina de abogados y lidiar con diferentes clientes toda la semana crea estrés, ansiedad, y presión sanguínea alta. Pero tu cliente también está estresado, y está confiando en ti para que seas la voz clara y asegurada en sus necesidades legales.

No pierdas clientes potenciales por estos simples errores. Usa tu astucia y la tecnología que está a tu alcance.

_

1 Comentario

  • Francia del Jesús 17 agosto, 2017 Reply

    Muchas gracias excelente aporte.

Deja un comentario