¿Cobrar por la consulta jurídica o no?

La gran mayoría de empleados ofrecen consultas gratis o evaluaciones a clientes potenciales. Otros cobran por consulta, dependiendo el tipo de caso que se trate. Si estás considerando cambiarte a un método diferente, o te sientes un poco incómodo con cualquiera de estas dos formas, aquí hay algunos puntos a tomar en cuenta.

¿Tus clientes potenciales aparecen cuando tienen una cita? Algunos abogados cobran por consultas iniciales, en parte, para asegurar que el cliente potencial realmente vaya a la cita que tengan pautada. Si algo es gratis, algunas personas no lo toman muy en serio.

¿Reembolsarás el dinero si no puedes ayudar al cliente? Si cobras por todas tus consultas, pero un cliente potencial se aparece con un caso que te das cuenta que no puedes manejar en los primeros 30 segundos, ¿estás dispuesto a devolverle el dinero? Ciertamente, devolverle el dinero es lo que parece justo.

¿Realmente le estás proveyendo a tus clientes consejo legal? Cobrar por una consulta solo porque es tu tarifa, no parece ser lo correcto. Sin embargo, revisar documentos, ofrecer servicio, preparar e informar al cliente sobre cuál es el siguiente paso que deberá dar por sí mismo, sí es una consulta por la cual parece adecuado cobrar.

En parte, la tarifa es para ayudar y destinar ese tiempo para el cliente. Pero cuando el cliente se va, ¿de verdad sientes que le ofreciste algo de valor? Si tu respuesta es no, entonces no deberías estar cobrando por tus consultas.

_

  • Fuente: Randall Ryder. Lawyerist. [Traducido por AbogaDom]
  • Imagen: Pixabay.

Deja un comentario