Cómo los abogados están perdiendo dinero

Hay múltiples maneras en que los abogados están perdiendo dinero, sin necesidad. Las cinco razones principales te harán golpearte la frente, pero la buena noticia es que puedes empezar a evitarlo hoy mismo.

Cronometraje

La cantidad de tiempo que pierdes si no tienes una agenda (aunque sea mental) de las cosas que vas a hacer cronométricamente es impresionante.

No tener un orden cronométrico (o medible en horas) te hará difícil saber detallar tu propuesta de honorarios por hora, ya que ni tú mismo sabrás lo que haces en ese lapso de 60 minutos. No todos los clientes son tontos, y algunos sospecharán que tu propuesta es un poco incierta.

Facturación

Envía tus facturas al final de cada mes, y no dos o tres meses más tarde. Si no tienes prisa con tus facturas, tampoco la tendrán tus clientes. Además, olvidarás como usaste tu tiempo (si cobras por horas) y podrías cometer errores a favor de tus clientes, ya que es posible que tengas que explicarle a tus clientes cosas que ya has hecho hace varios meses y no tengas todos los detalles a mano.

El tiempo es oro. Envía tus facturas cuando el trabajo está fresco en la memoria del cliente y tuya. Además, reflejarás que en tu oficina hay organización y profesionalismo, lo cual inspira confianza en tus clientes actuales y potenciales.

Anticipo

Al solicitar un anticipo a tu cliente no tendrás que estar persiguiendo el dinero. Mejorarás tu flujo de efectivo y no tendrás que esperar 30 días o más hasta que tu cliente te pague.

Cliente incorrecto

Tú sabes cuáles son los clientes incorrectos: no solo los que absorben tu tiempo sin ningún beneficio, sino también aquellos que no pagan a tiempo, o aquellos con los que realmente no te interesa trabajar.

Si cobras anticipo, agendas tu tiempo de manera cronométrica y envías tus facturas a tiempo no necesitarás trabajar para los clientes incorrectos. Tendrás suficiente flujo de efectivo para enfocarte en el trabajo que te apasiona. Considera investigar el historial crediticio de tus nuevos clientes y descarta clientes que no sean muy confiables, o por lo menos requiéreles un anticipo. Eres un abogado, no un banco. No dejes que los clientes financien tu tiempo.

Contrata un experto

Los abogados pueden perder dinero por no contratar un profesional contable que maneje sus finanzas. Es conveniente que como abogado delegues las tareas financieras a un experto en la materia y así puedas usar ese tiempo en lo que mejor sabes hacer: ser abogado.

Esto no solo te beneficiará al saber que alguien mantiene tus finanzas al día y que puedes dormir bien por las noches, sino que también podrás saber la posición de tu oficina o firma y cómo se está desempeñando.

Cuentas por cobrar

No siempre podrás saber cuáles son los clientes incorrectos antes de que ellos te contraten, pero puedes ahorrar mucho tiempo y dinero al detectar problemas temprano. Mientras más tiempo se tome tu cliente para pagarte, más probable es que no te pague. Debes ser disciplinado y elaborar un informe de cuentas pagar de manera regular.

Asegúrate de que tus libros contables estén actualizados para no perder un mes o más tiempo antes de detectar algún problema. Lo ideal es tener a alguien que se encargue de darle seguimiento a tus cuentas por cobrar antiguas, ya que no deberías hacerlo tú mismo. Así podrás enfocarte en otras cosas más importantes o conseguir más clientes.

Optimizar tu práctica jurídica con estos consejos puede añadir miles de pesos mensualmente a tu cuenta de resultados.

_

  • Fuente: Por Gary Allen and Lynda Artesani // Law Technology Today. // [Traducido por AbogaDom].
  • Imagen: Pixabay.

Deja un comentario