Hacer relaciones para ser abogado

“Necesitas empezar a hacer relaciones desde el día que comienzas a estudiar Derecho“. Así dice Nazleen Jiwani, director del centro de recursos de la carrera en la universidad del sur de Texas, en su artículo “Un exceso de abogados atenúa las perspectivas de empleo para muchos“.

De seguro que el título de este artículo te suena familiar. Probablemente has leído algo parecido acerca del mercado legal en los últimos dos o tres años.

Algunas veces los artículos de esta naturaleza tienen algo de mérito. Puede ser que estén basados en algún nuevo estudio, o en alguna ronda de estadísticas o encuesta reciente, pero muy a menudo son simplemente otro más del montón. Normalmente alguna combinación de lo siguiente:

  • demasiadas universidades;
  • demasiados estudiantes;
  • industria legal en medio de la agitación;
  • nuevas tecnologías cambiando todo;
  • la economía apesta; y/o
  • la externalización.

Selecciona tres de estos, mézclalos, cuélalos, ponle hielo, y ¡listo!, un artículo más para la industria legal.

Habiendo dicho esto, la parte acerca de empezar a hacer relaciones desde el día en que entras a estudiar Derecho sobresale. Parece algo muy evidente, pero muchos estudiantes y abogados principiantes ven esto de hacer relaciones como un inconveniente. Prefieren hacer cualquier otra cosa en vez de salir y conocer otros abogados y estudiantes de Derecho.

Si estás estudiando Derecho y estás entre los mejores de la clase en una buena universidad, entonces tal vez no necesites preocuparte por hacer relaciones. Pero ni siquiera esto es algo seguro hoy en día.

Hacer relaciones de manera efectiva es lo que hace que alguien se destaque cuando todos los otros factores están “fregados”. Siempre es igual, la gente tiende a favorecer a alguien con quien ya están familiarizados. Mejor un malo conocido que un bueno por conocer. Un estudiante que sacó tiempo para ir a eventos de la escuela de Derecho, eventos locales, etc., y que pudo conocer abogados locales, tiene más probabilidades de conseguir empleo que un estudiante con calificaciones similares pero que nunca haya ido a ningún evento social.

Eso es lo curioso de conseguir un empleo acabando de salir de la universidad. Si cuando termines tu carrera no tienes relaciones sólidas con algunos abogados (relaciones preexistentes), entonces tendrás que empezar a crear relaciones para conseguir un empleo.

Y seguro que un estudiante de Derecho pensará “pero una vez que me contraten no tengo que preocuparme por crear relaciones nunca más”, pues esto es sólo si no te preocupa mantener el empleo.

Ahora, lo curioso acerca de los clientes es que normalmente son extraños. Los abogados en oficinas jurídicas pequeñas regularmente no tienen clientes corporativos en los que puedan confiarse para trabajos de forma recurrente y fija. Por el contrario, deben estar constantemente en busca de trabajo y nuevos clientes.

Si no te sientes cómodo tomándote un tiempo para conocer nuevas personas y convertirte un experto en las pequeñas charlas, entonces tu habilidad para desarrollar relaciones con los clientes nunca crecerá mucho. Lo que significa que si estás en una firma pequeña, o en cualquier otra oficina, sólo serás otra simple pieza de la maquinaria. Si tiras la toalla, entonces gastarás días y días en tu oficina, actualizando tu página de Facebook.

Necesitas empezar a crear relaciones desde el primer día en la escuela de Derecho, no sólo para conseguir trabajo, sino para mantenerlo.

_

Deja un comentario