traje

Las tres ‘P’ de la marca legal

El branding efectivo crea una conexión psicológica entre una “cosa” y la gente que pagará, de buena gana, dinero por esa “cosa”. En vez de tomar el proceso de construir y mantener una marca de forma ligera y sin una organización previa, es mejor establecer la fórmula de las tres ‘P’.

La fórmula de las tres ‘P’ consiste en:

Pasión + Personalidad = Persuasión

(Donde el propósito final es persuadir a las personas para que nos den dinero por ayudarlos)

  • Pasión

La raíz de esto. Tu primera pregunta debería ser “¿Qué me apasiona?”. Considera si te apasiona un producto o proveer servicios, porque hay una diferencia. Podrás descubrir que mientras pensabas que el producto era tu pasión, en realidad lo es la prestación de servicios y las experiencias que los rodean. Tu pasión no siempre tiene que ser directamente acerca de tu trabajo. Si puedes apasionarte con algo en tu vida personal y aplicar ese sentimiento a la parte de tu trabajo que resuene contigo, tu trabajo reflejará esa energía apasionada.

Por ejemplo, un abogado que trabaje con divorcios, pero que los divorcios en sí no sean su pasión, no se va a levantar en las mañanas y decir “¡Hurra! ¡Divorcios!”, porque aunque este sea su trabajo, su pasión es prestar un servicio no tedioso y libre de estrés para las personas que están atravesando este proceso de divorcio.

  • Personalidad

Hasta los robots tienen personalidad. La mayoría de los humanos quieren hacer negocios con otros humanos, no con robots. (Y si ser un poco robótico es parte de tu marca, entonces absolutamente debes darle a tu marca un poco de personalidad robótica propia.) ¿Cómo le das personalidad a tu marca? Los consejos a continuación están tan entrelazados que podrán parecer redundantes, pero juntos forman el núcleo para establecer personalidad a tu marca:

  1. Sé humano. ¡O un robot con personalidad!
  2. Cuenta una historia. Las historia tocan el alma y hacen conexiones de vida real con las personas. Comparte tus experiencias con otros para establecer una conexión.
  3. Sé relacionable. Ser humano y contar historias te hacen más relacionable con otros y remueve algunas de las intimidaciones que clientes potenciales puedan sentir al contactarte.
  4. Ten una voz única. Suena como tú mismo. En vez de tratar de usar palabras grandes y propias de la jerga legal todo el tiempo, escribe y habla como si lo estuvieras haciendo con tus amigos. Como quiera que tu estilo de hablar sea natural, úsalo en tu comunicación.
  5. Sé auténtico. Puede sonar contraintuitivo, pero necesitarás cavar muy profundo para encontrar las palabras, imágenes e historias correctas, que representen mejor la manera en que te siente acerca de tu trabajo.

Por ejemplo, no siempre publicar en las redes sociales cosas que solo tengan que ver con derecho. Incluye cosas que consideres entretenidas o que muestren tu personalidad. Ya sea videos de recetas de cocina, etc. Esto le muestra al mundo que tienes una personalidad con la cual las personas que están fuera del mundo del derecho se pueden relacionar.

  • Persuasión

La meta. El diccionario de la RAE define “persuadir” como “Inducir, mover, obligar a alguien con razones a creer o hacer algo”. La emoción no es parte de esa definición, pero sin una conexión emocional es imposible tener el mismo tipo de influencia. Querer persuadir a alguien no es algo malo. Es natural querer que los demás piensen como nosotros y que estén de acuerdo con nosotros, y no debe ser una sorpresa que la manera de hacer crecer tu negocio es persuadiendo a las personas para que te paguen por tus servicios. Pero, ¿cómo Pasión + Personalidad se convierten en Persuasión? La pasión y la personalidad construyen confianza y compenetración.

Contar una historia funciona bastante bien. Una buena historia apela primero a la emoción y luego a la lógica. Contar una historia que te hace agradable o relacionable creará una conexión emocional con tu audiencia o clientes, y construirá confianza una vez que ellos te conozcan y sepan que eres humano al igual que ellos. Ellos querrán hacer negocios contigo si confían en ti y les agradas.

  • Paso a paso, armando el rompecabezas

¿Cómo Pasión + Personalidad = Persuasión trabaja en la vida real? Veamos algunos ejemplos que llenarán la ecuación.

  • Si mi pasión es, citando el ejemplo anteriormente mencionado, proveer una experiencia libre de estrés, esta pasión apela a las personas porque (1) todo el mundo quiere el menos estrés posible, y (2) esto muestra que me preocupo por la experiencia, y las personas quieren a alguien que se preocupe por ellos.
  • Esto, combinado con mostrar mi personalidad online, en las redes sociales (compartiendo recetas) crea una conexión emocional (esperamos que sí) porque la gente siente que pueden relacionarse conmigo.
  • Y, por último, debido a esa conexión emocional, ellos quieren hacer negocio conmigo. (Es decir, logré persuadirlos).

En el gran esquema de tu negocio y tu marca (y todas tus interacciones) recuerda que todo cae en algún lugar dentro de la ecuación de las tres ‘P’. Si una pieza está faltando, encontrarás más difícil conseguir negocio. Para algunas personas estos pequeños consejos le podrían salir de forma natural, pero si para ti no, puedes aprenderlos y practicarlos con el tiempo.

_

Deja un comentario